Home Noticias Los beneficios de la ventilación cruzada
Conoce tu barrio
incio
Tu vivienda en invierno
Tu vivienda en verano
convocatorias_3_off
noticias
12_pregunta_a_la_universidad_off
Valdespartera
El proyecto a fondo
Divulgación científica
formación

Materiales
Proyecto
Gestión del proyecto
02_participantes_off
04_convocatorias_off
Gestión
Los beneficios de la ventilación cruzada
Viernes, 13 de Agosto de 2010 09:20

El pasado mes de julio pasamos mucho calor, las temperaturas alcanzaban diariamente los 40 grados y por la noche apenas bajaba a 25 grados, temperaturas muy altas y de forma muy continuada, por lo que nuestras viviendas iban recogiendo calor día a día sin poder mantenerse en temperaturas de confort en la vivienda ni siquiera durante la noche. En el artículo de este mes os vamos a mostrar la diferencia en las temperaturas que se recogen en la vivienda en el caso de utilizar ventilación cruzada o no. Para ello os mostraremos 3 ejemplos de 3 viviendas monitorizadas en Valdespartera, en los tres casos la vivienda está situada en la misma altura y en el mismo edificio, para que sean comparables entre ellos.

Caso A)

La vivienda no tiene cortinas en la galería acristalada y la mantiene cerrada durante el día y la noche. Las temperaturas que se alcanzaron en esa vivienda durante la ola de calor del pasado mes de Julio superan los 36 grados, por otro lado, la temperatura más baja que se tiene en esta vivienda en estos días es de 30 grados, ambas temperaturas muy elevadas.

Caso B)

Vivienda con cortinas en el invernadero para evitar que se introduzca calor en la vivienda pero las ventanas de éste no están abiertas, la temperatura máxima alcanzada dentro de la vivienda es de 34 grados y la mínima es de 28 grados. Ambas temperaturas muy altas. Éstas se debe a que el calor se va a acumulando y el hecho de no ventilar durante la noche hace que la vivienda no se refresque en ningún momento.

Caso C)

Una vivienda sin cortinas en el invernadero, que lo mantiene abierto durante todo el día. Durante la noche abre, además, todas las ventanas de la vivienda favoreciendo la ventilación cruzada. En este caso la temperatura más alta en la vivienda es de 32ºC en el Sur y de 30ºC en la zona Norte y la más baja de 22ºC. La ventilación nocturna en esta vivienda hace que las horas en la que la vivienda esté a más de 28ºC sean menos de la mitad respecto al caso A y B. Considerando 28 grados como una temperatura de confort con ayuda de un ventilador de techo o ventilador vertical la mayor parte del día está en situación confortable (soportable) consiguiendo unos ahorros de un 30% en demanda energética en el caso de tener aire acondicionado. En el caso de que la vivienda C, pusiera cortinas manteniendo abierta la galería y durante la noche se corrieran para favorecer el enfriamiento nocturno, tendríamos unos ahorros energéticos del 36% (este dato no se ha podido sacar experimentalmente, por lo que nos hemos basado en las simulaciones realizadas).

Tal y como se observa, tener cortinas en los invernaderos ayuda a mantener más bajas las temperaturas del interior de la vivienda, pero más que esto, la ventilación cruzada durante la noche hace un papel muy importante en mantener más bajas las temperaturas y evitar que la vivienda capte calor. Por lo que, el complemento de las dos acciones será muy beneficioso para mantener temperaturas menos elevadas en el interior.

Instalación del aire acondicionado

En aquellos casos en los que coloquéis aire acondicionado en la vivienda, debéis seguir unos simples consejos que os ayudarán a consumir menos energía. Además, no olvidéis realizar las acciones que se han nombrado anteriormente pues como se ha indicado suponen un buen ahorro diario. Colocar el aparato exterior (condensador) en el invernadero va a hacer que la eficiencia del aparato disminuya y que aumente el consumo. Al mismo tiempo, disminuirá la vida útil del aparato. Además, aumentará la temperatura en el interior del invernadero. El aislamiento que hay en las paredes entre el invernadero y la vivienda es menor, por lo que si se concentran temperaturas muy altas en el invernadero, este calor pasará a la vivienda. Hay, pues, un doble fallo: más calor que sacar del interior y peor rendimiento del acondicionador. En el caso de no tener la posibilidad de colocarlo en otro sitio: abre las ventanas del invernadero, con el objetivo de concentrar el menor calor en el invernadero, procura que no le dé el sol al condensador y si se concentra mucho calor en el invernadero, ayuda con un extractor para evacuarlo. Para colocar aire acondicionado en la vivienda, en necesario ponerse de acuerdo con la comunidad y pedir permiso en Urbanismo del Ayuntamiento, estos permisos se suelen conceder sin mayores problemas.

Última actualización el Viernes, 13 de Agosto de 2010 09:28
 

Contenido flash alternativo

Necesitas actualizar tu versión de reproductor Flash

Obtener Adobe Flash player

Renaissance final publication

En este documento encontrarás un resumen de lo más importante o destacado de este proyecto.

renaissance

Acceso