Home Divulgación científica Termografía aplicada a la construcción
Conoce tu barrio
incio
Tu vivienda en invierno
Tu vivienda en verano
convocatorias_3_off
noticias
12_pregunta_a_la_universidad_off
Valdespartera
El proyecto a fondo
Divulgación científica
formación

Materiales
Proyecto
Gestión del proyecto
02_participantes_off
04_convocatorias_off
Gestión
Termografía aplicada a la construcción
Jueves, 26 de Noviembre de 2009 16:53

En un edificio las mayores pérdidas térmicas se producen a través de su envolvente exterior, es decir fachadas y cubiertas. Es por ello que si se pretende conseguir un ahorro energético los esfuerzos deberán estar dirigidos a mejorar los sistemas de aislamiento y a evitar la presencia de puentes térmicos y defectos de fijación de revestimientos, ya que incrementan de manera sustancial las pérdidas energéticas de la vivienda.
Existen varios criterios para la evaluación energética de edificios. Sin embargo, para el caso de fachadas dicha evaluación se realiza en términos de detección de irregularidades térmicas, es decir, se basa en la detección de zonas de la envolvente con diferencias de temperatura que, a priori, deberían presentar un comportamiento térmico similar.

La Termografía Infrarroja utiliza la transmisión de calor por radiación como variable térmica (todo cuerpo emite radiación infrarroja  y la  curva de emisión de ésta depende directamente de su temperatura).  Esta técnica proporciona Imágenes Térmicas o Termogramas que muestran la distribución de temperaturas a lo largo de una superficie empleando una escala de colores.

Imagen Térmica de fachada de viviendas. Detalle de pérdidas a través de marcos de ventana

Imagen Térmica de fachada de viviendas. Detalle de pérdidas a través de marcos de ventana


Gracias a esta técnica se puede comprobar, de forma rápida y no destructiva, si la ejecución de la obra ha sido correcta, al permitir visualizar defectos estructurales (grietas), defectos de aislamiento o puentes térmicos (puntos calientes), humedades (puntos fríos), fugas de aire, etc. presentes en la envolvente de los edificios realizando un análisis de las imágenes térmicas.
Lógicamente los defectos encontrados si no son relevantes permiten diagnosticar procedimientos incorrectos que deben ser subsanados en futuras actuaciones. Si son importantes deben tener una acción subsiguiente correctora que será costosa pues implica destrucción de construido para rehacerlo de nuevo. Por ello debe contemplarse la termografía como una técnica a emplear en fase predictiva, es decir, en obra y en una fase, aunque suficientemente avanzada, no tanto que no permita correcciones de modo viable en obra.

Imagen Térmica de fachada de edificio comercial

Imagen Térmica de fachada de edificio  comercial

Uno de los objetivos del Grupo de Energía y Edificación dentro del Marco Renaissance es comprobar la calidad de la envolvente de los edificios que componen el barrio de Valdespartera.  Para ello varios miembros del Grupo están realizando inspecciones térmicas de las diferentes parcelas empleando Termografía en busca de puntos problemáticos repetitivos en la construcción o pérdidas térmicas que sigan un patrón común. Los defectos encontrados servirán para  proponer mejoras constructivas en forma de  Directiva, y que a su vez puedan ser transpuestas a Normas en los diferentes países de la Unión Europea.

 

Medidas de infiltración: BlowerDoor

Una de las formas de mejorar la eficiencia energética de las viviendas es reducir al mínimo las pérdidas de calor producidas por las infiltraciones de aire a través de su envolvente.
El paso del aire a través de la envolvente de un edificio (marcos de ventanas, unión de cerramientos, etc.) se conoce como infiltración de aire. El viento aumenta este efecto al ejercer presión o succión sobre las aberturas.
Tener un sellado adecuado en la envolvente del edificio es tan importante como un buen aislamiento, ya el aire infiltrado supone pérdidas térmicas que se traducen en un aumento de la demanda, respecto a una vivienda relativamente hermética.  Controlar la infiltración de aire es pues, una de las medidas más efectivas para mejorar el rendimiento energético en la construcción.
Con el fin de determinar el hermetismo de las viviendas de Valdespartera, parte de las cuales se incluyen en el Proyecto Renaissance, y con ello la calidad de los cerramientos y eficacia de los sistemas de sellado, miembros del GEE han realizado ensayos de infiltración en el interior de algunas de las viviendas, empleando un equipo denominado BlowerDoor.
Este equipo es una herramienta diseñada  para medir el hermetismo de los edificios y  localizar las zonas donde se producen fugas o infiltraciones de aire.

Infiltraciones debidas a la despresurización del BlowerDoor

Infiltraciones debidas a la despresurización del BlowerDoor

Para ello, el BlowerDoor se coloca en la puerta de entrada a la vivienda y genera una depresión en el interior de la vivienda mediante la succión de aire interior, que suele ser de 50 Pa por debajo de la exterior, la cual  fuerza al aire a infiltrarse a través de las aberturas  presentes en la envolvente, como muestra la figura siguiente.

Equipo BlowerDoor

Equipo BlowerDoor

Durante el ensayo el equipo mide el caudal de aire succionado para la presión de 50 Pa. De la proporción entre el caudal de aire determinado con una diferencia de presión de 50 Pa y el volumen de aire interior del edificio se obtiene la tasa de renovación del aire n50. Este valor indica número de veces por hora que el volumen total del recinto se cambia cuando el recinto se somete a una diferencia de presión de 50 Pascal. Es un método útil para normalizar el ratio de pérdidas con el volumen del edificio, lo cual permite comparar de forma relativa el hermetismo entre edificios de diferente tamaño.
En circunstancias normales la diferencia de presión entre el exterior y el interior del edificio es inferior a 50 Pa. Como orientación, la tasa de intercambio de aire (causada por la presión del viento, por ejemplo) equivale a n50/20.
Los valores de buenas prácticas para el caso de España, es decir, para tener una hermeticidad baja o media en una vivienda, serían para valores de n50 de  4 a 10 renovaciones por hora respectivamente.

 

Última actualización el Miércoles, 31 de Marzo de 2010 09:00
 

Contenido flash alternativo

Necesitas actualizar tu versión de reproductor Flash

Obtener Adobe Flash player

Renaissance final publication

En este documento encontrarás un resumen de lo más importante o destacado de este proyecto.

renaissance

Acceso



Formamos parte de...

Banner